Sunday, November 15, 2009

Nicolás el sangriento

Nicolás II de Rusia fue conocido por sus detractores como Nicolás el sangriento, su muerte como último zar de Rusia junto a esposa, hijo, hijas y algunos fieles sirvientes en el sótano de la mansión de Yekaterinburg donde fueron ultimados corroboró su relación con la tragedia.
Las celebraciones por su matrimonio en 1894 ofrecidas en los campos de Khodynka terminaron en la tragedia del mismo nombre dado una estampida provocada por el rumor de la escacéz de los avituallamientos ofrecidos alli por la ocación lo cual dejó más de mil muertos. En su corto reinado de Nicolás II de Rusia, también se le atribuyeron limpiezas étnicas contra los judios continuando la política de su padre Alexander III y sucedió una masacre contra quienes le pedían reformas para mejorar las condiciones de los trabajadores, esto fue en 1905 y se conoció como Domingo sangriento.
No obstante, Nicolás II y su esposa Alicia, princesa de Hesse, nieta de la legendaria Reina Victoria de Inglaterra, fueron canonizados por la Iglesia Ortodoxa Rusa bajo la cual Alica fue rebautizada Alexandra Feodorovna sin renunciar, por excepción, a su fe luterana; en el lugar donde cayeron abatidos por las balas se erige hoy un templo cristiano; Alicia fue conocida también por ser portadora de hemofilia, rara enfermedad solo padecida por varones pero posible de ser trasmitida por la mujer; asi su hijo menor, asesinado junto al resto de la familia real en julio 1918 con apenas doce años, padeció esta enfermedad y por ello cuando Nicolás abdicó al trono bajo presión en 1917 lo hizo a favor de su hermano Michael; este habia sido rechazado por la familia dado su matrimonio con una mujer divorciada; Michael recibió inesperadamente la responsabilidad de un Imperio ya en declinación y tuvo la cordura de expresar que sólo aceptaría el trono si una asamblea del pueblo daba su consentimiento, algo que no sucedió y fue asesinado pocos meses después que su hermano en una ciudad de la Rusia europea cerca de los Urales. Michael sólo tuvo un hijo, reconocido tardíamente por Nicolás II como conde Brazov quien murió en Francia en un accidente automovlístico siendo muy jóven.
Los otros hermanos menores de Nicolás murieron con menos de un año uno por meningitis y George al parecer de tubercolusis, su enfermedad le impidió asistir a muchas ceremonias reales, murió en una villa de descanso en Georgia mientras daba un paseo en motocicleta; una mujer lo encontró sangrando por la boca y lo sostuvo hasta su muerte antes de la llegada de los sirvientes.
Las hermanas de Nicolás II se escaparon a un trágico fin y murieron ya ancianas en Canadá; durante los años subsiguientes a la Revolución de Octubre tuvieron una azaroza vida huyendo de quienes podrían asesinarlas y asi se refugiaron por separado en diferentes lugares de Rusia y otros paises; Xenia tuvo siete hijos (seis de ellos varones) y Olga, al parecer sin hijos según he podido saber fue una mujer sensible, pintora, filántropa, quizás heredando un tanto el sentimientos de su abuelo Alexander II no obstante muerto en un atentado planeado por el grupo “Voluntad del pueblo”, el mismo que organizara el atentado a su hijo y sucesor Alexander III; en ese fallido intento fue capturado y ejecutado Aleksandr Ulianov, hermando de Vladimir Ilich Lenin. Veintiun años, dos meses y once dias después de ser colgado Alenksandr un grupo de soldados húngaros y rusos bajo ordenes bolcheviques esperaban en una habitación del sótano de la casa Ipatiev para cumplir con la orden de aniquilar a la familia real; a las dos de la mañana de ese 16 de julio levantaron a Nicolás II, a su esposa Alicia, Alexandra Feodorovna, a su hijo mejor aquejado por la hemofilia, a sus cuatro hijas adolesentes, al médico de familia y los sirvientes y los llevaron al sótano con el pretexto de protegerlos contra un ataque de los anarquistas a la casa; minutos más adelante, tras unas breves palabras se ejecutaron practicamente a quemarropa; Nicolás II alcanzó a decir “ustedes saben lo que hacen” parafraseando las palabras de Jesús y consecuente con su reflexión sobre la utilidad de la muerte de la faimilia real. Las joyas llevadas por las niñas impidieron su muerte inmediata, fueron ultimadas a bayonetazos; los cuerpos inertes y desprovistos de sus ropas fueron llevados en un camión aún sin saber qué hacer con ellos, finalmente se cavó una fosa común en las afueras de la ciudad, se rompieron a culatazos las caras y se les roció ácido para impedir su reconocimiento; finalmente se quemaron… se dió la notiia de el ajusticiamiento del zar pero nunca se dijo nadsobre la muerte de la familia; décadas después un arqueólogo dió con estos cuerpos y pudo decir con certeza su destino.

No comments:

Post a Comment